Conservación de células del cordón umbilical del bebé

Author: No hay comentarios Share:

El primer trasplante de células madre fue llevado a cabo en 1989, hace ya más de 25 años, para tratar a un niño de ocho años con anemia de Fanconi, empleando sangre de cordón umbilical de su hermana. Gracias a este trasplante, el receptor fue curado y actualmente lleva una vida normal.

Desde esta fecha ya se han llevado a cabo en el mundo más de 30.000 trasplantes alogénicos utilizando células madre del cordón umbilical para tratar más de 80 enfermedades diferentes como enfermedades oncológicas, metabólicas, inmunodeficiencias, enfermedades autoinmunes, hemoglobinopatías y hay numerosos ensayos y estudios en curso, lo que demuestra que es un tratamiento consolidado con un futuro lleno de posibilidades.

También cabe la posibilidad de conservar el tejido del cordón, ya que en él se localizan otro tipo de células llamadas mesénquimales con otras capacidades de aplicación, en fase de estudio, como regeneración de tejidos, tratar el Parkinson, diabetes o la esclerosis múltiple, entre otros.

“El proceso de conservación es muy sencillo”, explican desde Bio-Cord, compañía referente en el sector de las células madre. Cuando una embarazada toma la decisión, recomendable dos meses antes del parto, la empresa remite el dispositivo (kit) de recogida de las células a su domicilio o lugar donde nos indique y el día del parto hay que llevarlo al hospital y entregarlo al equipo médico que le atenderá. Tras el nacimiento, el médico procederá a extraer el máximo volumen de sangre del cordón en la bolsa que viene en el kit, con anticoagulante en su interior. Este proceso es totalmente indoloro para la mamá y el bebé, y dura unos tres minutos.

Inmediatamente después del parto se avisará a la compañía, que revisará el kit y lo remitirá al laboratorio, donde en menos de 48h la muestra es analizada, procesada y criogenizada durante el período de tiempo contratado (que puede ser de 20 a 30 años). La familia recibirá un certificado de la conservación de la muestra, informando de su calidad y su referencia.

La sangre del cordón umbilical es un recurso de gran valor y presenta nuevas vías para tratar diversas enfermedades.

Bio-Cord ofrece este servicio tan importante para las familias de una manera eficiente y profesional, apoyados en criterios de máximo rigor y calidad, así como en una amplia experiencia.

Si deseas ampliar esta información puedes consultar a su equipo de atención en el teléfono: 91 179 40 62, a través de su página web (www.bio-cord.es) o mediante el siguiente e-mail: info@bio-cord.com.

Además podéis beneficiaros de un descuento especial con tu seguro de salud ya que Bio-Cord ha sido seleccionado por las principales compañías aseguradoras como proveedor de este servicio.

Para noticias sobre actuales investigaciones con células madre, hacer clic aquí.

REFERENCIAS:
Gluckman, E., Broxmeyer, H.E., Auerbach, A.D., Friedman, H., Douglas, G.W., Devergie, A., Esperou, H., Thierry, D., Socie, G., Lehn, P., Cooper, S., English, D., Kurtzberg, J., Bard, J. and Boyse, E.A. 1989. Hematopoietic reconstitution in a patient with Fanconi anemia by means of umbilical-cord blood from an HLA-identical sibling. New Engl. J. Medicine 321:1174-1178.
Ballen, K.K., Gluckman, E., and Broxmeyer, H.E. 2013. Umbilical Cord Blood Transplantation – the first 25 years and beyond. Blood. 122:491-498.

Consulta de ensayos clínicos: www.clinicaltrials.gov

Hoy en día la probabilidad de que una unidad de sangre del cordón autólogo sea utilizada para trasplante es muy bajo y su utilización se ha limitado a patologías en pediatría, fundamentalmente en la aplasia medular adquirida, tumores sólidos de alto riesgo (neuroblastoma, sarcoma de Edwing, meduloblastoma y tumores germinales) y algunos linfomas no Hodgkin en segunda remisión. Actualmente no existe una evidencia clara de que estas células puedan ser utilizadas para la medicina regenerativa o para tratar otras enfermedades en el futuro. Hay varios ensayos clínicos iniciales para probar la eficacia de células autólogas para algunas indicaciones. Sin embargo en la actualidad es imposible predecir los resultados de la investigación que pueden afectar el potencial uso de estas células. Aunque existen múltiples ensayos clínicos que han intentado demostrar la eficacia de las células mesenquimales en el tratamiento de diferentes enfermedades, no existen conclusiones claras al respecto, siendo imposible en la actualidad predecir los resultados de estas investigaciones sobre el potencial uso futuro de las células mesenquimales. FUENTE: Organización Nacional de Trasplantes (ONT).

 

También puede que te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*