Diabetes gestacional

Author: No hay comentarios Share:

Una de cada diez embarazadas padece diabetes gestacional, cuya prevalencia está experimentando un ascenso significativo con motivo de la obesidad y el retraso en la edad de la maternidad.

Diabetes gestacional
La diabetes gestacional
FOTOGRAFÍA: Herb Collingridge IV

La diabetes gestacional se produce cuando una mujer embarazada padece, por primera vez, diabetes debido a los cambios hormonales que producen resistencia a la insulina. Es más habitual que esto ocurra en mujeres que no pueden compensar dicha resistencia.

Actualmente esta enfermedad afecta, aproximadamente, a un 10% de las embarazadas y su prevalencia está experimentando un aumento debido, principalmente, a la obesidad y a la edad más avanzada de las embarazadas.
La diabetes gestacional aparece más en el caso de mujeres obesas, mayores de treinta años o en aquellas otras que presentan antecedentes familiares de diabetes tipo 2.

 

Efectos y riesgos de la diabetes gestacional

Este tipo de enfermedad conlleva una serie de riesgos, tanto para la madre como para el bebé.

En el caso del bebé existe el riesgo de:

  • Nacimiento prematuro.
  • Desarrollo de obesidad en el futuro.
  • Desarrollo de diabetes tipo 2 en el futuro.

Las madres, por su parte, pueden sufrir ciertas complicaciones durante el embarazo:

  • Hipertensión arterial.
  • Infecciones urinarias.
  • Algunas mujeres con diabetes gestacional padecerán diabetes de manera permanente.

En este sentido, en el marco de la VI Reunión de Diabetes y Obesidad de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), el Dr. Ricardo Gómez Huelgas, coordinador del Grupo de Diabetes y Obesidad de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) explica lo siguiente: “Es importante diagnosticar y tratar adecuadamente la diabetes gestacional para evitar sus complicaciones asociadas; la principal es la macrosomía fetal (recién nacidos con un peso excesivo), asociada a un marcado incremento de complicaciones en el parto”.

 

La diabetes y sus manifestaciones cutáneas

La diabetes es una enfermedad multi-sistémica y puede afectar a cualquier órgano, incluyendo los tejidos blandos y la piel.

Entre las manifestaciones cutáneas (muy variadas), el Dr. Gómez Huelgas indica algunas de las más habituales: “El escleredema diabético (un endurecimiento y engrosamiento de la piel, sobre todo del cuello y de la espalda), la enfermedad de Dupuytren (una fibrosis palmar, que puede producir una retracción de los dedos de la mano), la capsulitis adhesiva del hombro (que condiciona una marcada limitación de su movilidad) o la tenosinovitis de los tendones de la mano”.

Asimismo, otra complicación muy frecuente derivada de la diabetes tipo 1 es la quiroartropatía, que deriva en una limitación de la extensión de los dedos de las manos.
Por otro lado, el paciente diabético presenta una mayor predisposición a sufrir infecciones cutáneas debido a hongos y bacterias.

 

Tratamiento y perspectivas de futuro

En la actualidad, cerca del 60% de la población adulta de España padece obesidad o sobrepeso, mientras que la prevalencia de la diabetes es de aproximadamente el 14%. No obstante, casi la mitad de los casos permanecen sin diagnosticar.

Debido a ello, se está investigando insistentemente en el desarrollo de nuevos fármacos antidiabéticos orientados a mejorar su control y a la prevención de las complicaciones que esta enfermedad conlleva. Al mismo tiempo, se intenta evitar los efectos secundarios que vienen siendo habituales con los fármacos antidiabéticos clásicos (ganancia de peso, hipoglucemias, etc.).

A este respecto, el Dr. Gómez Huelgas afirma que los fármacos incretínicos han representado la gran novedad de los últimos años en el tratamiento de la diabetes tipo 2. Según este experto, estos grupos de fármacos presentan ciertos beneficios potenciales: “No provocan hipoglucemias, tienen un efecto sobre el peso corporal neutro o favorable e incluso pueden ser beneficiosos a nivel cardiovascular. Otro grupo de fármacos de próxima comercialización son los agentes glucosúricos, que incrementan la eliminación de la glucosa por la orina”. Además, añade: “los futuros tratamientos de la diabetes deberán ser capaces no sólo de controlarla, sino de prevenir su progresión, algo que no es posible con los tratamientos actuales”.

 

 

 

 

 

 

También puede que te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*