Meditación: ¿Qué es y cuáles son sus beneficios?

Author: No hay comentarios Share:

Cada vez somos más conscientes de las bondades de la meditación y son muchas las personas que, día a día, apuestan por la práctica de esta técnica. Pero, ¿sabemos realmente qué es, en qué consiste y cuáles son sus beneficios?

Esta técnica milenaria constituye una práctica saludable para la salud física, mental y espiritual, en la que el individuo “entrena” la mente hasta el punto de poder inducirla a un estado alterado de conciencia.

Dentro de la meditación se abre un amplio abanico de posibilidades, entre las que se encuentran las visualizaciones, la concentración exclusiva en la respiración, el enfoque y concentración en un único punto u objeto, liberar y “limpiar” la mente de pensamientos y un largo etcétera. No obstante, la constancia y disciplina son ingredientes principales para que podamos notar y disfrutar de los beneficios que nos aporta, siendo algunos de ellos:

– Estado de bienestar general.
– Contribuye a la relajación y aminora la sensación y los efectos de la ansiedad y el estrés.
– Desempeña un impacto positivo en el sistema inmunológico.
– Mejora la memoria y la capacidad de concentración.
– Canaliza las energías y promueve actitudes y sentimientos positivos (paz interior, capacidad de perdón, amor, etc.).
– Es una manera sana y eficaz de conocerse a sí mismo.
– Etc.

En definitiva, la meditación es una forma de recogimiento y de “trabajo” interno enfocado a la mejora de la calidad de vida de quien la practica. De hecho, cada vez son más los que se suman a este hábito diario con el fin de contrarrestar los efectos negativos del ritmo de vida actual, tan acorde con las prisas, la intolerancia, impaciencia y demás.

Para los principiantes se recomienda, además de las lecturas sobre meditación y otras vías de aprendizaje sobre ella, la práctica de la misma a través de meditaciones guiadas (audios en los cuales nos van indicando qué pasos tenemos que ir siguiendo para llevarla a cabo correctamente, sobre la marcha). Por supuesto, nunca se deben realizar estos u otros ejercicios similares mientras se está trabajando, conduciendo o realizando alguna actividad que pueda suponer un peligro.

No hay que olvidar usar ropa cómoda, además de disponer de un lapso de tiempo para nosotros y de un espacio tranquilo y relajado, para crear el ambiente propicio en el que se excluyan los ruidos externos o las interrupciones.

A modo de ejemplo, podemos recomendarte esta meditación guiada del canal Easy Zen (Youtube):

También puede que te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*