Monte Albán, la antigua capital de los Zapotecas

Author: 8 comentarios Share:

Muy cerca de la Ciudad de Oaxaca, a solo 10 kilómetros hacia el suroeste, se encuentra la Zona Arqueológica de Monte Albán. Enclavada en la cima de un grupo de macizos montañosos, que fue aplanada a lo largo de muchos años para la construcción de este enorme conjunto de edificaciones gubernamentales y religiosas, desde este sitio se domina el extenso Valle de Oaxaca, incluyendo una espectacular vista de la ciudad. Aunque su nombre original se desconoce, a partir del siglo XVII el lugar fue llamado con el nombre de Monte Albán, debido a que, en ese tiempo, los terrenos pertenecieron a un español de apellido Monte Albán o Montalbán.

Por cierto, el nombre de Oaxaca proviene de la palabra compuesta náhuatl “Huāxyacac” impuesta por los conquistadores Mexicas (Aztecas) en el siglo XV cuando incorporaron este territorio a su imperio; “Huāx” significa en español “huaje”, planta común en esta región, “yaca” significa literalmente “nariz”, el sufijo ‘c’ es equivalente a tepec, “lugar”, de una forma abreviada. Fonéticamente, se leería como Huax-yaca-tepec, es decir, “en la nariz o punta de los huajes”. Una adaptación lingüística de los conquistadores españoles derivó en el actual Oaxaca.

charlene-monte-alban-victor-jorge-avalos-2

La mejor hora para iniciar la visita a esta extensa e impresionante ciudad es temprano por la mañana, debido tanto al tiempo que se requiere invertir para recorrerla y apreciarla sin prisas, como también a que el sol y las altas temperaturas que suele haber la mayor parte del año provocarían que en vez de disfrutar del recorrido lo sufrieras, así que a levantarse temprano para desayunar un sabroso atole caliente, buñuelos con miel de piloncillo y almorzar una tlayuda con mole negro o unos tamales, y llegar con toda la energía y disposición a conocer esta antigua ciudad zapoteca.

El conjunto arqueológico consta de más de 300 estructuras, entre las que se encuentran 32 estelas talladas donde se encuentra descrita la historia del lugar, y debido a lo basto del terreno y a la cantidad de edificios y estructuras que lo componen, sugiero iniciar el recorrido en el sentido de las manecillas del reloj, pues además, de acuerdo a una antigua tradición de los misioneros agustinos, los justos caminan en ese sentido, mientras que los infieles y condenados lo hacen en el sentido contrario.

No está permitido el acceso a la parte superior e interior de todos los edificios, así que aprovecha y sube a todos aquellos en los que sí puedes hacerlo. Mientras subes las empinadas escalinatas, seguro vas a imaginar a los antiguos habitantes y constructores de tales estructuras, y sonreír al pensarlos de piernas largas y pies pequeños, pues así son los escalones. Nada más alejado de la realidad, pues los antiguos zapotecas eran más bien de estatura mediana y piernas cortas, y bueno, los pies no eran tan pequeños proporcionalmente hablando.

Cada vez que llegues a la parte superior de una pirámide, siente la satisfacción de haber alcanzado la cima y de poder admirar desde ese elevado punto el vasto valle hacia un lado, y la gran plaza de Monte Albán al otro. Date tiempo para recobrar el aliento, y de imaginar cómo pudo haber sido la vida de los zapotecas en los años de esplendor de su ciudad; la plaza llena de personas, muchos de ellos comerciantes ofreciendo sus mercancías: artefactos de barro, plantas, frutos y vegetales, animales vivos y muertos para comer, otros acudían a consultar a funcionarios de gobierno o a sacerdotes. El colorido de los edificios y las vestimentas de las gentes y la variedad de sonidos y aromas debió haber sido fascinante.

charlene-monte-alban-victor-jorge-avalos-3

Entre las estructuras más interesantes a visitar, están:

  • Juego de Pelota Grande (para diferenciarlo de otra construcción menor, también dedicada al juego de pelota, llamada Juego de Pelota Chico). El juego de pelota se practicaba golpeando una pelota de caucho con la cadera, codos y rodillas. Los jugadores hacían ir la pelota de un lado a otro; los muros inclinados ubicados a los lados de la cancha se cubrían con una mezcla de cal para crear una superficie que permitiera a la pelota rebotar y regresar al campo de juego.
  • Plaza de los danzantes y Edificio L que fue de las primeras construcciones de la ciudad. Esta edificación de tres cuerpos con muros recubiertos con lápidas esculpidas con las representaciones de figuras humanas en posiciones extrañas o con deformaciones, fue llamado así porque se pensó que estaban danzando, sin embargo existe la teoría de que son representaciones de prisioneros de guerra mutilados.
  • Edificio J, el cual forma parte del observatorio. Es uno de los más singulares, debido a su orientación y forma, que semeja una punta de flecha. En su base se encuentra una piedra grabada denominada “lápida de la conquista”, y en ella se muestran escenas de conquistas realizadas por Monte Albán sobre otros pueblos.
  • Plataforma Sur, es la estructura más alta que limita la plaza por ese lado. Formada por dos cuerpos, en la parte superior hay dos montículos, desde este lugar se puede observar completamente la gran plaza ceremonial. En la parte inferior de ésta y en las esquinas están empotradas varias estelas con relieves de figuras zoomorfas, así como algunas ofrendas.

Para finalizar, un recorrido por el museo es muy recomendable, donde además de conocer un poco más de la forma de vida de los antiguos habitantes, podrás adquirir réplicas en oro y plata de las figuras más representativas de las culturas zapoteca y mixteca, como el famoso pectoral de oro encontrado en la tumba Nº 7.

Después de recorrer Monte Albán, te sugiero probar una deliciosa nieve (helado) de uno de los muchos sabores que sólo aquí podrás degustar: leche quemada, chapulín (saltamontes), mezcal, o los más tradicionales y no menos sabrosos: limón, tamarindo, elote, etc. y regresar a la ciudad a seguir disfrutando su belleza y tranquilidad.

También puede que te interese...

8 comentarios

  1. Monte Albán, recorrido mágico, cargado de mucha energía, sabores y colores de la historia de México. Excelente artículo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*