¿Por qué debemos usar “energía verde”?

Author: No hay comentarios Share:

Afortunadamente, cada vez estamos más involucrados de manera activa en el cuidado hacia el medioambiente. De hecho, van en aumento los hogares (e industrias) que utilizan energía verde o energía renovable para el consumo diario.

Y este compromiso beneficia no solo al entorno que nos rodea, también a nuestros bolsillos. Por ejemplo, hay compañías que ponen a nuestro alcance excelentes ofertas de electricidad que harán que notemos el cambio. Esto hace, entre otros motivos, que este tipo de energía procedente de fuentes renovables sea progresivamente más demandada.

Pero, ¿qué es la energía renovable?

Llamamos “energía renovable” a aquélla que procede de fuentes naturales, en principio inagotables y respetuosas con el medio ambiente.

Son ejemplos de energía renovable la energía eólica (del viento), solar (del sol), hidráulica o hidroeléctrica (de ríos y corrientes de agua dulce), mareomotriz (de las mareas), undimotriz (de las olas), geotérmica (procedente del interior de la Tierra), la biomasa y biogás (a partir de materia orgánica) o los biocarburantes, entre otras.

Este tipo de energía y su impacto en el medio ambiente es muy diferente a la de los combustibles fósiles o centrales nucleares.

Energía con recorrido histórico

Pero este tipo de energía no es algo nuevo. Por el contrario, a lo largo de la Historia el hombre ha hecho buen uso de ella para la obtención de diversos efectos. Es el caso, por ejemplo, de la energía hidráulica, eólica y solar (molinos de agua o de viento, espejos para la concentración de la radiación solar en un punto, etc.).

Como vemos, el uso de la energía verde o renovable no es tan nueva como en ocasiones pensamos.

Ventajas de consumir “energía verde”

Desde nuestros hogares podemos aportar nuestro granito de arena haciendo uso de una energía cuyas ventajas son múltiples y variadas:

– Reducen el impacto medioambiental.
– Prácticamente no son contaminantes.
– Muchas energías renovables no producen gases de efecto invernadero, otras emisiones contaminantes ni residuos radioactivos.
– Igualmente, muchas de ellas no emiten dióxido de carbono adicional (excepto los precisos para su construcción y funcionamiento).
– No afectan al cambio climático.
– No representan ningún riesgo para la salud.
– Etc.

El protagonismo de la energía verde va cobrando fuerza (a nivel internacional) a medida que comprendemos el grave problema del efecto invernadero y el calentamiento global, entre otros.

Aumento de los “hogares verdes”

¿Por qué se está produciendo un aumento en la demanda de las energías renovables? Debido a éstas y otras ventajas, cada vez son más las familias que apuestan por las energías renovables en casa.

Además, resultan más baratas que las energías tradicionales (como, por ejemplo, el petróleo o el gas).
Es preciso destacar también la enorme importancia que tiene el educar a los más pequeños en lo sostenible y el cuidado del medio ambiente, que es donde vivirán y se desenvolverán las futuras generaciones.

Utilizar e implantar este tipo de energías tanto para uso doméstico como industrial hará de las fuentes renovables un instrumento que nos facilitará constantemente el día a día, mientras contribuye a preservar la salud del medio en el que nos movemos.

También puede que te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*