¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de comprar un sistema de retención infantil?

Author: No hay comentarios Share:

A la hora de enfrentarse a la decisión de comprar un sistema de retención infantil, a los padres les surgen muchas dudas, y desde aquí os queremos dar tres consejos básicos para acertar con la compra.

– Primero: Se debe probar la silla en el coche en los asientos traseros, y estirarla al máximo. Sobre todo, en el primer año de vida de nuestro bebé es fundamental que el reclinado pueda propiciar la posición de olfateo, con la cabeza hacia atrás.
En ese periodo de tiempo, el peso de la cabeza es aproximadamente el 30% de su peso total, pero la musculatura del cuello no tiene la capacidad de ofrecer al niño la fuerza para hacer el control de ese peso. La higiene postural que propicie la silla será fundamental para contrarrestar la fuerza de la gravedad y la posición de olfateo abrirá las vías respiratorias para que haya una buena ventilación.
Es importante que sepas que hasta que el niño no sobrepase el peso de 9 kgs. ó 71 cms., por ley debe circular en sentido contrario a la marcha, aunque la recomendación es que esa forma de viajar se alargue lo máximo posible.

– Segundo: La silla ha de quedar bien estirada y colocada con un espacio suficiente para moverse un poco. Después de una desaceleración fuerte o un impacto, la silla debe tener suficiente espacio para acompañar al niño en ese movimiento. Eso absorberá parte de la energía que genera la maniobra que describimos. Que la silla quede demasiado sujeta o trabada entre los asientos no ayudará a disipar esa energía.

– Tercero: El 85% del Sistema de Retención Infantil está compuesto de materiales polímeros (plástico). No todos los polímeros tienen la misma durabilidad. Los cambios severos de temperatura les hará perder la elasticidad, transformándolos en un material quebradizo. Tenemos que tener en cuenta que las tapicerías propiciarán una protección al polímero; un coche expuesto al sol toda la mañana alcanzará temperaturas muy altas y la tela que va encima de la silla desempeñará un papel crucial en su protección. Compra estos dispositivos en tiendas especializadas donde puedan aconsejarte bien acerca de estas particularidades. También evitarás quemaduras al bebe por despiste.

Hay dos maneras de colocar una silla en un coche:

Los propios cinturones de los vehículos, o con sistema Isofix con toptehater; Isofix con pata de apoyo.

• I-SIZE O R-129. Esta normativa está vigente desde el año 2013 y mejora algunos aspectos de la seguridad, siempre que tu coche esté homologado con ella (Esta normativa es semi-universal por la pata de apoyo).
• RE44/04. Esta normativa está vigente desde el año 1982 y se ha revisado cuatro veces. La última, en el 2005. Estas sillas son universales (se adaptan a todos los vehículos).

No debemos olvidar que la protección de nuestros hijos en cuanto a los riesgos del tráfico comienza durante el embarazo. Ante un frenazo brusco, la enorme presión que ejerce el cinturón de seguridad sobre el abdomen de la embarazada puede causar daños internos a la mamá y lesiones al feto.

Antes se consideraba la pérdida de vidas en la carretera como el tributo necesario que había que pagar por el desarrollo, hoy es inaceptable exponer una vida al riesgo de un siniestro vial.

Por ello, la Asociación Internacional de Profesionales para la Seguridad Vial (AIPSEV), en colaboración con Rescue Baby PFR y otros Socios Protectores y Honorarios de nuestra ONG, impulsan la Charla-taller para futuros padres Seguridad Vial y protección del niño pasajero, actividad alineada con los objetivos de desarrollo sostenible.

Por Fran Ruiz Mancebo
Área de SRI AIPSEV
(Asociación Internacional Profesionales de la Seguridad Vial).

También puede que te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*