¿Cómo recuperar la zona del abdomen tras el parto?

Author: No hay comentarios Share:

Recuperar la forma del abdomen tras el parto es una tarea, en ocasiones, difícil y lenta. Después de dar a luz la barriga pierde tono y está mucho más voluminosa.

En el día a día es conveniente que te acostumbres a levantarte de la cama o sofá poniéndote primero de lado y, sacando los pies por fuera, incorporándote con la ayuda de los brazos para evitar aumentar la presión abdominal.

Además, te proponemos tres formas de recuperar la zona abdominal tras dar a luz:

 

1. Fajas postparto

La función principal de una faja post parto es brindar soporte en el abdomen. Ayudará a disminuir el dolor post operatorio porque la zona abdominal está sujetada. Esto hará que podamos tener más movilidad para atender al bebé.

El uso de la faja postparto solo es recomendable durante el primer mes después de dar a luz, ya que su utilización prolongada hace que no se ejerciten tanto los músculos del abdomen y la espalda, y la cintura tarde más en tener una movilidad fluida.

Pasado el primer mes es mejor que la musculatura empiece a trabajar por sí sola con los movimientos habituales del cuerpo para que vaya cogiendo tono y no se atrofie o acomode a la sujeción que aporta una faja.

Las fajas postparto son especialmente importantes en casos de diástasis porque ayudan a aproximar los músculos rectos del abdomen. Pero, por contra, la faja tiende a aumentar la presión intraabdominal, empujando las vísceras hacia abajo perjudicando al suelo pélvico. Este empuje sobre un suelo pélvico hipotónico y débil, como suele encontrarse en el postparto, no es muy recomendable por lo que solo se aconsejan durante un mes.

 

2. Ejercicios abdominales hipopresivos y ejercicios de Kegel

El programa de ejercicios postparto para tonificar el abdomen comenzará pasados dos o tres meses. En este tiempo se pueden hacer los ejercicios de Kegel aprendidos durante el embarazo, que ayudarán a estimular el suelo pélvico y que, indirectamente, también producen una contracción del músculo transverso del abdomen, que es el músculo más profundo de la musculatura abdominal.

Se deberá evitar durante este tiempo, hasta que se haya recuperado el adecuado tono muscular, realizar los abdominales clásicos en los que no hay un control previo del suelo pélvico ni del transverso abdominal.

Los ejercicios postparto más recomendados para tonificar esta musculatura y mejorar la diástasis son los ejercicios abdominales hipopresivos. Se trata de ejercicios en diferentes posturas acompañados de la respiración, durante los cuales llevamos el diafragma hacia arriba produciendo una especie de aspiración diafragmática después de haber expulsado todo el aire, reduciendo de esta manera la presión intraabdominal.

El hecho de reducir la presión intraabdominal favorece la tonificación de la musculatura abdominal sin dañar el periné.

 

3. Reafirmantes y reductores

Contamos con grandes aliados cosméticos para recuperar la firmeza del vientre, que ha quedado delicado y blando tras el parto.

El uso regular de cremas reafirmantes aumenta la elasticidad de la piel. Se deben aplicar para combatir la flacidez y recuperar la elasticidad de la piel, especialmente de la zona abdominal.

Puedes combinarlas con reductores compatibles con la lactancia materna, así lograrás tener resultados más eficaces.

Las cremas reductoras ayudan a reducir grasas. Actúan con sustancias que incrementan la entrada de glucosa a las células y aumentan la lipólisis. Se debe aplicar todos los días después del baño, y con un generoso masaje para activar la circulación.

 

Todas estas “ayudas” acompañadas de una dieta postparto equilibrada y saludable, te ayudará a recuperar la firmeza en la zona abdominal que se ha visto resentida después del parto.

También puede que te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*