Salvaescaleras: cuando practicidad y decoración se dan la mano

Author: No hay comentarios Share:

La decoración del hogar de personas con movilidad reducida puede ser, como en cualquier otro caso, exquisita. No obstante, la clave es adecuarse a cualquier necesidad, con buen gusto.
En el caso de los salvaescaleras, actualmente existen en el mercado novedosos modelos cimentados sobre la base de una tecnología puntera para garantizar la calidad y, sobre todo, la seguridad del usuario.
Son sistemas de elevación diseñados y creados para solucionar problemas de accesibilidad adaptándose, en cada caso, a cualquier estilo decorativo y respetando la armonía del entorno.
Se trata, en definitiva, de eliminar cualquier barrera arquitectónica de una manera práctica y eficaz, pero respetando siempre la estética del lugar.

TIPOS DE SALVAESCALERAS

Precisamente atendiendo a las características físicas del espacio donde ha de instalarse este sistema de elevación, podemos diferenciar entre:

– Sillas salvaescaleras rectas:

El usuario se coloca en esta silla que lo transportará de manera directa a través de su guía rectilínea, de manera suave y segura hacia el siguiente nivel. Pueden instalarse tanto en el interior del hogar como en exteriores.

– Sillas salvaescaleras curvas:

Igualmente, el usuario se colocará cómodamente en la silla cuya guía, en este caso, es curva para adaptarse a la forma de la escalera. Se ajusta el ángulo del asiento conforme a la curva para que el desplazamiento sea totalmente confortable y suave.

– Plataformas salvaescaleras rectas:

Creadas para su uso por personas en silla de ruedas o con movilidad reducida (gracias a su asiento). Pueden ser instaladas tanto para uso interior como exterior. Sus guías son rectilíneas y el diseño es muy cuidado para asegurar tanto su fácil instalación como el uso seguro y sencillo.

– Plataformas salvaescaleras curvas:

Es igual a la anterior con la salvedad de que, en este caso, las guías son curvas.

Aunque las características físicas y prestaciones de cada tipo de salvaescaleras dependen de cada modelo, sí es cierto que por lo general éstas reúnen una serie de aspectos comunes como, por ejemplo: unión de ergonomía, diseño y funcionalidad; robustez y sencillez del producto; controles y mandos a distancia fáciles de operar; incorporación de cinturón de seguridad; reposapiés fabricado con material anti-deslizamiento; asiento, respaldo y brazos acolchados; funcionamiento silencioso, con arranques y paradas suaves; etc.

Por lo tanto, un sinfín de posibilidades para proporcionar la máxima independencia y satisfacer todos los requerimientos de accesibilidad. Ingredientes, todos ellos, para el disfrute de una vida activa y feliz libre de barreras para poder desplazarse fácilmente por todos los niveles del hogar sin olvidar la elegancia, la incorporación discreta y la disponibilidad de uso en todo momento.

También puede que te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*